Mindfulness y Meditación: cómo te ayudan en tu reto de NoFap
17 marzo, 2022
Mindfulness-Meditation-Le-Center-for-Health-Wellness.jpeg

Cuando te has despertado esta mañana, ¿estabas inhalando o exhalando?

Esta pregunta nos hace darnos cuenta de la continua desconexión que tenemos con propia experiencia.

Daniel Goleman, el autor del famoso libro Inteligencia Emocional, cuenta una anécdota sobre un abogado que conoce a una mujer que enseña a meditar. Esta mujer le invita a tomar unas pasas, y le pide que se ponga una pasa en la boca, que la saboree lentamente, que se fije en la textura de la fruta al masticarla, que intente escuchar el sonido que se produce al masticar y salivar, y que tome otra pasa entre sus dedos e investigue su textura… Después, pasó a prestar la misma atención a su propia respiración y, por arte de magia, esa conversación mental, esa voz de fondo que le había acompañado durante años, se apagó, y sintió paz.

Este diálogo mental incesante es la ‘mente mono’, y es el producto de la actividad de la red neuronal por defecto, un conjunto de regiones que se activa cuando no estamos enfocados en nada específico. 

Porque, al contrario de lo que podríamos intuir, al concentrarnos en algo nuestra actividad cerebral suele disminuir. Por lo tanto, en nuestro día a día tenemos un ruido mental constante que genera pequeños niveles de estrés crónico.

Mindfulness

La atención plena a nuestras sensaciones o a un objetivo es lo que llamamos mindfulness, la capacidad de estar atentos y presentes, y no distraídos por nuestra voz mental. Esto es completamente necesario hoy en día, ya que como creador de contenidos, te puedo decir que la mayoría de personas que han empezado a leer este artículo ya lo han cerrado. Cada vez hacen falta cosas más novedosas y espectaculares para que nuestros cerebros presten atención. 

Este ruido mental no solamente está asociado con problemas como la depresión y la ansiedad, sino que es el responsable de que muchas veces nos cueste recordar las cosas, o las perdamos, o de repente olvidemos para qué hemos entrado en la cocina.

La neurocientífica Adrienne Taren explica que, cuando practicamos regularmente ejercicios de mindfulness o meditamos, fortalecemos zonas del cerebro de orden superior, es decir, las zonas que nos permiten mantener la atención y controlar nuestros impulsos. 

-Sus beneficios

  • Este es el primer motivo por el que la gran mayoría de nosotros nos podemos beneficiar de estas prácticas a la hora de conseguir rachas largas sin pornografía ni masturbación, un estilo de vida del que he hablado en cientos de vídeos de este canal. Cuando fortalecemos esta capacidad, nuestro autocontrol mejora, y esto es útil para cualquier tipo de adicción, incluso para trastornos de estrés postraumático.
  • Un segundo motivo por el que las prácticas de mindfulness y meditación son tan importantes es que nos permiten regular nuestros niveles de dopamina. Este neurotransmisor es parte esencial de nuestro sistema de recompensa y, de forma muy simplificada, cuando nuestros niveles bajan, nuestro cerebro va a hacer todo lo posible para que nos automediquemos y busquemos fuentes de dopamina externas. Prácticamente todas las drogas recreativas tienen este efecto, también determinados tipos de comidas y bebidas, e incluso tu teléfono, las redes sociales y el entretenimiento en forma de series y videojuegos cumplen esta función. Pero determinadas prácticas meditativas nos permiten producir dopamina de forma endógena (por ejemplo, en este estudio: Increased dopamine tone during meditation-induced change of consciousness.).
  • Y el tercer motivo es que, meditar reduce los niveles de estrés. ¿Por qué esto es tan importante? Bueno, piénsalo de esta forma tan sencilla: cuando estamos estresados, tomamos peores decisiones. El estrés le envía el mensaje a tu cuerpo de que estás ante un peligro, y por lo tanto no hay tiempo de pensar; no hay tiempo de calcular las posibles consecuencias a largo plazo de lo que haces. Por lo tanto, te vuelves impulsivo, y puedes llegar a hacer cosas que, una vez te has calmado, te parecen estúpidas.

Conclusión

Así que, en definitiva, introducir el hábito del mindfulness o la meditación en tu vida te hará mucho más consciente y feliz, y piensa que muchas adicciones son simplemente vías de escape para huir del presente; también va a enseñarnos a producir dopamina de manera endógena, disminuyendo nuestra dependencia de fuentes externas; y en tercer lugar va a reducir nuestros niveles de estrés, dotándonos de mayor autocontrol.

Hay muchas formas de practicar técnicas de mindfulness o meditación, nosotros hemos querido desarrollar un método propio porque pensamos que muchas veces las instrucciones son confusas y el progreso es lento, así que si quieres descubrir un método acelerado para llegar a niveles muy profundos de meditación, simplemente regístrate en este enlace y verás cómo con ejercicios cortos y ayudándonos de la tecnología podemos enseñarte a meditar rápidamente.

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres enterarte como ayudo

a cientos de hermanos con su

adicción al pmo?