Visualización: cómo usar tu tercer ojo para imitar los logros de atletas de élite y directivos
17 marzo, 2022
visualización-imagen.jpeg

Introducción:

Seguramente hayas escuchado hablar alguna vez de una droga llamada LSD. Cuando se habla de esta droga, todo el mundo piensa en la guerra de Vietnam, la contracultura hippie y el rock psicodélico… Pero hubo un lugar donde, contra todo lo que creemos saber, el consumo de esta droga era muy común.

Los años 60 fueron muy importantes para la informática, porque estaban sucediéndose los avances en la tecnología del micro-chip, lo cual sentaría las bases de uno de los rasgos de la sociedad del siglo XXI: que todo el mundo tenga un potente mini-ordenador en su bolsillo.

Diseñar estos circuitos requería una inteligencia visual muy alta, y el LSD tenía una propiedad muy especial que lo hacía muy útil en el diseño de circuitos. Verás, si eres capaz de recordar algunos de tus sueños, te sorprenderá la imaginería tan rica que tienen, y existen muchas similitudes entre los sueños y las alucinaciones producidas por drogas.

Existe una teoría según la cual la proyección de pensamientos que se manifiestan como imágenes es algo que está en constante funcionamiento en nuestro cerebro, pero durante estados ordinarios de consciencia, el mismo cerebro inhibe estas proyecciones y por eso no estamos alucinando normalmente. Durante los sueños esta inhibición estaría pausada, y algunas drogas como el LSD también suprimen esta inhibición.

Visualización

El LSD, para todos estos ingenieros, era una herramienta para mejorar su reconocimiento de patrones incrementando la inteligencia visual.

Pero incluso aunque no hayas tomado LSD, todos los seres humanos tienen la capacidad de visualizar… todos o casi todos, ya que aproximadamente un 2% de la población sufre de una condición llamada ‘afantasía’. Pero todos podemos, con los ojos cerrados, ‘ver’ el rostro de nuestros padres o amigos, o ver objetos y escenas si nos cuentan una historia.

Esta capacidad para la visualización está regida por distintas áreas del cerebro. De manera muy simplificada, nuestra capacidad de visualizar está relacionada con el área premotora del cerebro. De hecho, los deportistas de élite suelen entrenar visualizando sus movimientos específicos, porque esto entrena su área premotora. Pero múltiples zonas del cerebro contribuyen a tu capacidad para imaginar o visualizar: colores, formas, rostros, recuerdos… forman una composición determinada en el ojo de la mente.

Usos de la visualización:

  • El primer uso que puedes darle a la visualización, por tanto, tiene que ver con la motivación. Cuando te visualizas a ti mismo haciendo algo, aumentas la probabilidades de que suceda, porque de algún modo estás cargando las áreas premotoras del cerebro y por tanto ejecutarlo te será más fácil y natural. Más adelante, te daré ejemplos espectaculares de atletas y profesionales que usan la visualización. Ahora me interesa que sigamos profundizando en lo que ocurre en tu cerebro cuando usas la visualización.
  • Al visualizar aumenta en nuestro cerebro la proporción de ondas theta, asociadas a la fase REM de sueño. Las ondas theta corresponden, entre otras cosas, a un estado cerebral de reescritura, es decir: estamos aprendiendo y olvidando, que es precisamente lo que ocurre cuando soñamos. Por tanto, entrar en ondas theta nos permite reinterpretar nuestros recuerdos y cambiar nuestras creencias. No es casualidad que también durante estados hipnóticos la proporción de theta aumente. Así que, cuando visualizamos, no solamente aumentamos la probabilidad de ejecutar una acción de una manera específica, sino que también modificamos las creencias alrededor del acto.
  • Las ondas theta suelen verse en los cerebros de meditadores experimentados, pero si quieres experimentar con un método creado por mi equipo para acelerar tu maestría en meditación, tenemos un taller gratuito al que te vas a poder inscribir en este enlace.

– Experimentos:

Veamos ahora un par de experimentos que te darán una buena perspectiva de lo que es posible conseguir gracias a la visualización.

– Beneficios de la visualización:

Visualizar, en resumidas cuentas, te permite:

  • Disminuir la frecuencia a la que trabaja tu cerebro para mejorar tus niveles neuroquímicos.
  • Prepararte para tomar acción y aumentar las probabilidades de que ejecutes tus objetivos.
  • Reprogramar tus creencias acerca de determinadas áreas de tu vida.
  • Mejorar cualquier habilidad combinando la práctica mental con la práctica física.

Espero que te haya resultado interesante este artículo, te recuerdo que durante todo este mes estamos publicando contenido muy interesante sobre meditación.

1 Comentario

  1. Gilberto Martínez

    Excelente mensaje, hay que poner en práctica lo que recomienda, no se pierde nada y puedes ganar mucho, animo a todos

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres enterarte como ayudo

a cientos de hermanos con su

adicción al pmo?